lunes, 16 de febrero de 2015

Assasin Creed Unity

Perdiendo la revolución

 No puedo negarlo, soy un gran fan de la saga AC desde el primero, con sus más o sus menos creo que es una franquicia que siempre que ha hecho algo mal ha tratado de suplir sus errores en el siguiente así que tras un muy interesante AC IV con el anuncio de Unity en la nueva generación ¿Qué podía salir mal?


 AC Unity nos pone en los acontecimientos convulsos de la revolución francesa para dar a los fans lo que pedían desde hace años, o eso nos hacen creer por que según mi opinión no sabe desenvolverse en su marco temporal en ningún momento ¿pero entonces es un juego malo?¿estamos ante un juego similar al AC III?

 Fuera de polémicas sobre los bugs del juego (yo he visto muy pocos) o fallos del motor (que tampoco he visto) lo cierto es que tras unos cuantos aprches el juego esta areglado y ya es disfrutable al 100%, de hecho quizás mi experiencia sea muy positiva por que me decidi en jugar a AC Rogue antes que unity (juego con una calidad narrativa muy superior) y cuando me puse a los mandos de la PS4 gran parte de los bugs y fallos del motor ya estaban corregidos.


 El juego nos pone a las manos de un nuevo asesino, Arno Dorian, que recuerda algo al popular Ezio aunque sin llegar a este. Es mas creo que en Ubisoft tendrían que dejar de intentar emular la fórmula de Ezio y comprender que si Connor no funciono es que era un personaje que no despertaba ninguna simpatía el modo en que lo hicieron más que por sus diferencias con el italiano. El control de este asesino se le nota un gran pulido y vuelta de tuerca, el parkour hacia abajo es un añadido muy bueno a la saga, la eliminación de la cuchilla como arma de cuerpo a cuerpo la hace más fiel a su cometido. La hoja fantasma no es mas que una vuelta de tuerca a la ballesta que vimos en la hermandad con las opciones de la cerbatana de AC IV.

 Por ultimo tenemos el esgrima, es muy bueno el nuevo sistema y por primera vez sentiremos el combate como un reto, si bien una vez mastereado y con suficientes artilugios podremos seguir venciendo un 12 VS 1 pero al contrario que en viejas entregas esto no será un tramite y nos pedirá tener muy afinados los sentidos. Asi mismo la vista de águila vuelve a cambiar y se nos presenta como una habilidad que dura unos pocos segundos y que tarda unos segundos en recargarse pero a cambio es casi la mas potente de la saga.


 En lo que respecta a la ciudad la otra gran protagonista del juego pues he de reconocer que es quizás la mejor de la saga, incluso que la propia Roma, con infinidad de detalles y cosas por hacer, de hecho quizás el problema sea que es demasiado masiva lo que es molesto a la hora de llegar rápidamente a ciertas zonas pero que gracias a las nuevas opciones de escalada el movimiento y control por ella es todo un lujo. Como principal novedad quizás sea los interiores pues parís dispone de cientos de viviendas en las que podremos entrar para atajar o descubrir secretos.
 Las misiones en si mismas son variadas, formulas mas variadas y que explotan las mecánicas nuevas pero en general son divertidas y muchas de ellas desafiantes además que vemos cientos de ellas. Desaparecen las aburridas misiones de asesinar porque si lo que es muy agradable y se meten una serie de misiones dinámicas (suenan mejor de lo que son) que añaden color. A destacar son las misiones en las que asesinamos a los mandos templarios que han sabido darle una vuelta de tuerca respecto a lo que conocemos.


 Pero oye si todo es bueno, donde esta el problema. Pues el problema del juego es en lo que la saga no puede fallar la historia.

 Por que amigos la historia es opcional, dicen que está ambientada en la revolución pero realmente de la revolución vemos muy poco, Napoleon sale a decir dos frases contadas, Luis XVI sale de fondo en una misión que ni siquiera esta relacionado, Robespiere es presentado y despedido en un par de misiones, Maria Antonieta ni sale, los líderes de la revolución aparecen o de pasada o ni se les menciona, la toma de la bastilla es anecdótica… son muchas faltas que ni siquiera en ACIII se dieron. YA comento la revolución es presentado en un contexto para la historia de venganza y amor de Arno y Elise los protagonistas de esta historia (asesino y templaría) que si bien caen relativamente en gracia tampoco están especialmente aprovechados.


 En cuanto a la historia de AC este se presenta como un capitulo de relleno, apenas vemos anécdotas de las entregas anteriores para dar importancia a algunos hilos argumentales aparecidos en AC IV pero sin entrar en detalle, espero sinceramente que esto sea la base para presentarnos el nuevo arco argumental de esta generación de videojuegos porque la verdad todo es muy pobre en la historia.


 En general es un juego bueno pero con una historia desperdiciada y unas conexiones en la saga débiles, es una lástima. Espero sinceramente que Victory (precedido del Crónicas de china que saldrá en verano) aprenda de los errores y nos den un juego digno del nombre de AC. En cuanto a la polémica de la franquicia anual… bueno yo siempre he dicho que AC es una serie de televisión, las entregas es como comprar la temporada de ese año, como todo hay que tomárselo con filosofía.