domingo, 8 de mayo de 2011

Dissidia 012

Combates entre estrellas caídas

Square enix a pasado en la ultima década de ser una de mis compañías favoritas a una de las que mas asco le tengo. Mas que nada por que parecen haber perdido el norte y la mayoría de sus mejores obras no llegan o llegan mal al viejo continente. De hecho las mejoras obras de la empresa suelen estar creadas por sus segundos equipos que por el equipo principal. Ademas por supuesto que se han dedicado a destruir el nombre de una de sus dos franquicias principales (Final fantasy, dragon quest meramente ha cambiado de conceptos base).


Por otro lado la serie Dissidia tiene un cierto encanto, a mi la primera parte me gusto como demuestran las 150 horas gastadas en el juego, esta segunda parte mejora la anterior pero lamentablemente Koch media son unos cutres que no han traducido los textos del juego (solo los subtítulos de los videos están traducidos)

Aspectos técnicos

El juego usa el mismo motor que lleva usando SE en toda la vida de psp lo que hace que estemos ante uno de los techos graficos de la consola.

El diseño de personajes esta hecho por nomura, que particularmente no me gusta, nomura es una persona que crea personajes muy estilizados y su sentido de la estética me desagrada en general, solo hay que ver personajes como Cecil , Bartz o Kain sin casco para apreciar el por qué no me gusta. Pese a eso los personajes tienen un amplio nivel de detalle a la altura de FFXII aunque con algún nivel de detalle menos y un peor tratamiento de texturas.

Los escenarios son muy irregulares, desde el increíble efectos de luces que supone el de FFVII, a el soso escenario del tren. En general aun asi gozan de una gran calidad y elementos destructibles móviles y un excelente texturizado, pero no nos engañemos eso es debido a lo vacio que están.

Las animaciones en general son sosas pero cumplen, en general cada personaje tienen bastantes pero ninguna de gran calidad, esto se suma a una pésima animación facial, solo mueven su cara para mover los labios y algún movimiento de ojos. No está mal pero lamentablemente para un estudio como el de SE. Aun asi no hemos de olvidarnos que estamos ante un juego muy grande y estamos ante una PSP.

En cuanto a efectos de luces tenemos una gran variedad tanto en escenarios como en los poderes, este Dissidia es de hecho un espectáculo de colores y efectos constantes sobre todo a altos niveles cuando una gran cantidad de magias, explosiones y poderes. Sin duda alguna queda espectacular y el grado de recargo le sienta bien a un juego de este estilo.


Música y doblaje

La música del juego esta extraída directamente de los catorce juegos de la serie, y por supuesto esta selección trae de todo tipo de música pero no se puede negar la calidad de las melodías algunas de ellas con mas de 20 años.

El doblaje es aceptable, en general es mejor en los personajes más recientes que en los personajes antiguos. Peri por supuesto se encuentra en un perfecto ingles, que pese a ser muy simple sigue siendo ingles y pese a que sabemos que SE no dobla sus títulos al español tras el trabajo aceptable de KH2 no hay mucha escusa para no haber doblado (pero claro cuando ni siquiera esta 100% traducido pues se entiende)

Los efectos de sonido son aceptables, extraídos también de los mas de 20 años de historia de la saga, nada nuevo pero se agradece que no se noten que algunos son de una supernintendo.

Jugabilidad

En general el estilo de juego en el que se basa disidia es muy polémico, para empezar no es un juego de lucha ni es un juego de rol. Lo mas parecido en el mercado son los juegos de la serie gundam pero tengo en cuenta que son juegos que aquí en el continente europeo ni los hemos olido.


El juego se basa en 3 elementos, desplazarse, bravura y letalidad. Nuestro objetivo será perseguir y buscar un ángulo débil del rival para atacar, con ataques de bravura bajaremos su puntuación de la misma y la trasferiremos a nuestra bravura. Si la dejamos a 0 nos darán toda la bravura de una reserva que se llena a lo algo del combate. Si decidimos aplicar un ataque letal le bajaremos tanta vida como nuestra bravura que se pondrá a 0 y subirá hasta su valor base.

La verdad es que es un sistema difícil de captar de primeras complicándola con equipo personal invocaciones, asistencias, habilidades, reglas de combate… poco a poco este Disidia se mete en un amplio entramado de complejidad y costumizacion para hacer que incluso el mismo personaje en dos manos diferentes. Quizás sea un poco complicado y que todos los tutoriales estén llenos de un perfecto ingles sumado a personajes que no funcionan bajo las mismas normas (como la del XIII).

A esto hay que sumarle el fatal sistema de control de PSP, un pésimo sistema de cámaras y una mala elección de controles.

Contenido descargable

Esta programado una amplia cantidad de contenido descargable entre ellos nuevos trajes para los personajes pero nada realmente útil.
Por otro lado podemos descargar el epilogo del juego que si bien no tiene nada de interés real antes de la salida del juego daba unas 20-40 horas de juego si lo queríamos todo.

Historia


La historia de dissidia se basa en el ciclo 12 de la guerra. No es especialmente profunda pero es interesante y adecuada. El problema principal es que al intentar simular algo grande se queda por el camino.
Pero además de esto disponemos también del ciclo 13 (el del juego original) y el ciclo 0 lo que hace que el modo historia se pueda acercar a las 60 horas de juego

Conclusión

Dissidia 012 es un juego complejo no acto para todos los públicos y que de hecho no recomiendo comprar a menos que sea muy aficionado al tema. Si desaconsejo el juego no es por su baja calidad, casi 200 horas de juego sumado a una veintena de personajes y una gran cantidad de material desbloqueable así como 3 modos historia incluido los del primer juego lo harían indispensable.
No si desaconsejo esta compra es por la tomadura de pelo que ha sido su versión española asi como castigo por los otros 3 juegos de PSP de SE, tactics ogre, parasite eve 3 y final fantasy 4 todos juegos sin localizar o localizados a medias.