miércoles, 11 de febrero de 2009

GTA IV, y Rockstar nos hará libre

Photobucket

Una vez mas analizamos otro de los juegos que nos brindo el año 2008 (tranquilos que quedan pocos antes de ponernos al día), en este juego es uno de esos juegos que te hace saber que estas ante la nueva generación de consolas, si quizás sea mas de lo mismo pero ese tipo de cosas las mandamos al análisis.

Gráficos: El juego dispone de unos buenos gráficos, para ser un juego tan grande la verdad es que dispone de un motor muy estable, con moldeados detallados, si bien tiene sus defectos hay elementos que aparecen de pronto en mitad de la conducción, no muy molestos por suerte, si te fijas puedes ver las repeticiones de texturas. Y si podemos ver como hay cuerpos que atraviesan las paredes, como podemos ver clones por las calles, árboles de adamantium y farolas de papel charol pero se dispone de un uso muy bueno del Racdoll y una muy buena física gracias al motor del juego.
Podemos ver como el juego dispone de una gran gama de vehículos y edificios bien moldeados y si callejeamos podemos ver muchos detalles moldeados algunos muy pequeños que se agradecen.
Y si puede pasar que como en las motos no tendríamos que perdonar cosas como que las ruedas y el manillar no estén sincronizados pero son detalles que son ocultos por otros detalles.


Música:
Es difícil de definir esta banda sonora, disponemos de 17 emisoras temáticas si bien es cierto que yo al contrario de la trilogía de ps2 no he encontrado ninguna que me llame entera. Aun así hay varias canciones con mucha calidad y le dan un gran ambiente a la ciudad.
Los sonidos por su lado nos envuelve en la gigantesca urbe que es Liberty city, pájaros, coches e incluso mar nos sumergen en esta increíble y viva ciudad en la que podemos oír a sus habitantes insultarnos y hablar entre ellos, quizás la pega es que sigan en ingles pero es muy grande para doblarlo (aunque se agradecerían subtítulos en la radio y en la tela) llenos del humor al que rockstar nos tienen acostumbrados.



El control:
El control es muy similar a lo que vimos en la última entrega de San Andreas, Rockstar al igual que hizo Capcom con su famoso SFII ha estado puliendo su control dejando un control que si bien puede hacerse muy cuesta arriba para usuarios clásicos al principio (con el mando de ps3 en principio), pero una vez que te acostumbras la verdad es que te haces otra pregunta ¿seria posible otro control?, no, elementos como la cobertura, saltar en marcha de coches y motos, saltar por los tejados, conducir, disparar, conducir y disparar hacia los lados y de frente… etc se hacen muy fáciles a medida que el juego avanza.

La historia: aquí estamos en el tema peliagudo, he conocido ocas personas en mi vida con las que hablar de la historia de GTA, todo el mundo la encasilla en unos conceptos erróneos, los protagonistas no suelen beber ni colocarse en la historia, de hecho suelen ser muy contrarios pero desgraciadamente la gente no lo suele ver.
La historia de esta cuarta parte es tremenda, si fuera un guión dejaría a el padrino como serie B.
Entramos en la piel de Niko Belik un inmigrante que viene buscando a alguien en EEUU cuyas pistas le llevan a Liberty City, aquí empezara una historia de intriga venganza e incluso amor en ese cascaron gris que es la ciudad de Liberty city, incluso nos encontraremos tramas con transeúntes que nos llevaran a pequeñas historias alternativas que nos demuestran que todos los habitantes de Liberty tienen una historia (lo que es apoyado por internet)

Photobucket

Duración/diversión:
Aquí es donde esta lo grande del juego, dispone de una vida muy grande, solo en el modo online puedes pasar 100 horas, es completamente rejugable, miles de guiños como el móvil, o la televisión, espectáculos en teatros de toda la ciudad, ect… y encima disponemos de un modo online bastante interesante, a mi no me gusto mucho en general pero es muy bueno.
La historia te enganchara de principio a fin, nos meteremos plenamente en la piel de Niko, nos sentiremos mal cuando el se sienta e incluso podremos lanzar alguna lagrimilla en alguna escena. Podemos pasarnos horas mirando detalles de la ciudad, sin duda alguno este fue uno de los grandes títulos de 2008 y una adquisición obligatoria, si no te gusta es o porque te lo han hecho odiar o porque lo coges con unas ideas y no le daras la oportunidad.